Cuando se justifica el uso de un molino de bolas